Dislexia: ¿Cómo ayudarlos en el aprendizaje de la lectura en el hogar?

Significado, síntomas y recomendaciones y fichas para trabajar en casa con la dislexia.

La dislexia es una dificultad específica de aprendizaje que hace referencia al aprendizaje de los procesos de lectura y de escritura y las funciones relacionadas con los mismos.

La persona disléxica se enfrentan en su día a día a muchas dificultades que no siempre son bien entendidas. Pueden aprender, pero su manera de aprender es diferente debido a este trastorno y requiere mayor estimulación, con algunas sencillas actividades podremos adaptarnos a su modo de aprender, dar respuesta a sus necesidades y potenciar sus aprendizajes.

En este artículo te mostraremos qué puedes hacer para ayudar un niño con dislexia y así mejorar su aprendizaje.

La dislexia: significado

La dislexia o trastorno del desarrollo de la lectura es una dificultad específica de aprendizaje cuyo origen es neurobiológico. Se manifiesta en dificultades relacionadas con los procesos de lectoescritura, y toda actividad que implique la descodificación, interpretación y comprensión de símbolos del lenguaje.

La dificultad radica en que estos símbolos han sido creados arbitrariamente para comunicarnos, no responden a ninguna lógica y esto complica la comprensión y decodificación de las personas. Lo realmente complicado para las personas con dislexia es la comprensión de estas reglas arbitrarias que asocian cada letra con un sonido determinado. En su cabeza las letras parecen seguir un baile incomprensible para ellos, necesitan tiempo y estrategias para ordenar y dar sentido a este baile de letras.

En resumen la dislexia puede dificultar las lecturas y su comprensión

Los niños y niñas con dislexia

Los niños y niñas con dislexia han de hacer frente cada día a múltiples dificultades y problemas. Su manera de percibir las letras, codificar y procesar la información que transmiten es diferente. Un niño con dislexia procesa la información escrita y la escritura de un modo especial y es por ello que necesita una atención más especializada en este sentido. Una enseñanza adaptada a sus características y sus necesidades que les permita desarrollar sus capacidades y aprendizajes.

Es importante saber que estas dificultades no implican ningún tipo de retraso, los niños y niñas con dislexia infantil tienen una inteligencia normal, incluso pueden llegar a ser superiores a la media con una estimulación adecuada. Su dificultad de aprendizaje se manifiesta por estas señales: tardan demasiado tiempo en hacer sus tareas, no obtienen buenos resultados, son tachados de torpes y vagos, ellos no entienden lo que les sucede y en muchas ocasiones los adultos que les rodean tampoco. Todo esto repercute en su autoestima y en su bienestar.

Es imprescindible proporcionar una atención temprana que dé respuesta a sus necesidades, para de esta manera estimular de forma adecuada. De esta forma no tendrán dificultades. Se trata de adaptar la forma de enseñarles a sus características especiales, haciendo posible la creación de aprendizajes. 

  • Pídele que busque una letra en un texto escrito, cuento, revista, periódico. Puedes hacerlo como un juego, por ejemplo vamos a buscar todas las letras “B” del texto. De este modo el niño, al ver, entrena y estimula la discriminación visual entre la letra escogida y las demás letras.
  • Muéstrale palabras parecidas que solo se diferencien en una letra. Pídele que señale la letra en la que se diferencian. (Ejemplo: pato-palo; maleta-maceta; caballo-cabello, etc.)
  • Juega a sustituir alguna sílaba de la palabra por otra parecida, para que pueda comprobar la diferencia entre los sonidos. Así estimulamos la discriminación fonética. (por ejemplo la palabra pelota, le pedimos que sustituya la sílaba ta por pa y pronuncie pelopa).
  • Contar las sílabas y las letras de las palabras. Así centramos su atención en las letras y en sus sonidos. Al contar las sílabas le estimulamos para que se centre en los sonidos.
  • Muéstrale, al niño, sílabas separadas y pídele que una las sílabas formando palabras. De esta manera estimulamos la discriminación auditiva y visual y su capacidad de creación con los caracteres.
  • También puedes eliminar una sílaba de la palabra y pídele que busque la sílaba que falta.
  • Enséñale una sílaba y pídele que te indique frases que contengan esa sílaba. Por ejemplo la sílaba –bra, puede formar palabras como brazo, culebra, abrazo, etc. De este modo estimula su capacidad de identificar sílabas y formar palabras con ellas.
  • Juega a las cadenas de palabras. Se trata de decir una palabra y la otra persona ha de decir una nueva palabra que comience por la última sílaba de aquella palabra. (por ejemplo: maleta-taza-zapato-topo-poco-comida-dado-…..). A través de un juego estimulamos su discriminación de manera entretenida.
  • Emplea pasatiempos clásicos, como las sopas de letras o los crucigramas. Son una forma entretenida de entrenar la discriminación visual de los caracteres, mientras el niño disfruta de ver la información.

¡Esta información es muy útil para personas con dislexia!, ya qué está comprobado que lo los problemas y dificultades de dicho trastorno pueden ser más fáciles de superar, utilizando las técnicas indicadas en esta lectura. También hay que resaltar que las personas alrededor deben colaborar más con ellos.

dislexia, niños disléxicos, dislexia infantil
Señales para reconocer dislexia en la escuela. Fichas para trabajar

 

La dislexia en la vida real: consejos para niños con dislexia, sus padres y docentes


Frente a un trastorno en el aprendizaje como la dislexia los padres suelen, mayoritariamente, tener diferentes reacciones de la situación. A menudo pueden sentir bronca, frustración, enojo, desgano, negación, etc.Lo cierto es que, sea cual sea el problema en el aprendizaje de nuestros hijos, lo mejor que como padres podemos hacer es detectar el problema lo más rápido posible y darle una pronta intervención a la situación.

Síntomas de la dislexia

Cada persona puede aprender a diferente ritmo que otros, pero si presenta más dificultades de lo común en la escritura, lectura, el lenguaje u otros aspectos del aprendizaje, es probable qué sean síntomas de que tiene dislexia.

La dislexia es un trastorno común, pero hay que estar al tanto de toda la información existente, para brindarle más oportunidades de recuperarse.

Otros síntomas de la dislexia

Estos son 7 síntomas muy comunes de la dislexia. Si un pequeño presenta todos ellos, es probable que sufra un trastorno de dislexia.

      • Al hacer una lectura, suele pronunciar mal las frases, tal vez cambiando algunos caracteres. El padre debe prestar atención a como habla el pequeño.
      • Su aprendizaje es más lento que el de sus compañeros en la escuela. Es necesario qué los profesores en la escuela vigilen que está aprendiendo correctamente o no.
      • Presenta dificultades en el desarrollo del lenguaje, por eso al ver, se le dificulta llamar las cosas por el nombre correcto.
      • Tiene algún problema en la escritura, pueden ser faltas en la ortografía al escribir.
      • Le cuesta escribir correctamente por su cuenta, necesita qué alguien revise su ortografía.
      • En la escuela su proceso de aprender es lento, no le va muy en asignaturas con gran requerimiento de habilidades del cerebro, como las matemáticas u otras.
      • Lee de manera regular, pero comete muchos errores.

Todos estos síntomas pueden evidenciar que se está presentando un caso de dislexia en la persona, por lo que hay que tomar acción en el asunto. Si su hijo de pocos años de edad escolar, presenta estos síntomas en sus estudios de primaria y su vida cotidiana, existen posibilidades de que sufra de dislexia.

Características generales de la dislexia

Los niños con dislexia, en líneas generales, presentan problemas y dificultades de autoestima. Esto se debe a que se sienten diferentes respecto de sus compañeros. Además ellos, y como resultante de esto, pueden sentirse desanimados.En este contexto es necesario contenerlos emocionalmente. No queremos decir con esto que debemos consentirlos, pero sí que ellos deben sentirse contenidos y apoyados.

Por otra parte es importante reconocer sus puntos fuertes. Es frecuente que un niño con dislexia tengan un hobby con el cual pueda canalizar su angustia. Este hobby puede ser un deporte, pintura, música, etc. Fomentar este hobby es una manera de ayudarlos para que eleven su autoestima y que ellos fortalezcan su autoimagen.

Sin embargo consideramos es de vital importancia que como padres dediquemos tiempo para que ellos cuenten con nuestro apoyo y nuestra ayuda. Debemos tener en cuenta que los personas con dislexia tienen, con frecuencia, problemas con la memoria repetitiva. Es decir, pueden necesitar que les indiquemos varias veces cómo se escribe una frase. Frente a esta situación debemos darle la respuesta y dejar que ellos continúen solos.

¿Cómo ayudarlos en el aprendizaje de la lectura en el hogar?

Un niño con dislexia es probable que tenga dificultades con la lectura y la escritura durante toda su vida. Debemos ser conscientes de esto y ayudarles a que practiquen por más tiempo que el resto de sus compañeros. 

El profesor debe dar énfasis en mejorar la lectura del alumno que presente dislexia. Debe prestar atención a cómo se está desarrollando su aprendizaje.

Recomendaciones o sugerencias para emplear en el hogar frente a la dislexia

  1. Ejercicios de conciencia fonológica. Es importante estimular la conciencia fonológica. Es decir, ayudarles a que distinguen las sílabas y sus sonidos. En este sentido y desde el hogar se puede estimular al niño realizando rimas con su propio nombre. Por ejemplo, si el niño se llama Tomás, se le puede estimular con la frase “A Tomás le gusta usar antifaz”.
  2. Realizar ejercicios para la atención, la memoria y el vocabulario. Para ello podemos utilizar todas las situaciones cotidianas. Como entrenamiento, podemos recordarles el nombre de las calles, repitiendo una y otra vez nombres de familiares y amigos, realizando juegos como el puzzle, memo tex, barajas, etc, jugar a observar las diferencias entre 2 imágenes.
  3. Transmitirles confianza respecto a los profesionales que intervienen. No sólo nosotros como padres debemos confiar en lo que realizan los profesionales durante las sesiones con nuestros hijos, sino que también debemos transmitir este respeto y confianza a los niños con dislexia para que ellos logren una mayor apertura en el consultorio.
  4. Proporcionales libros. Es vital que el niño con dislexia comprenda la importancia y reciba el entusiasmo de la lectura. Para ello también puede ser de más utilidad los juegos online o algunas lecturas que se sean de su interés.Gracias a estos consejos, puede hacer que su hijo mejore sus habilidades en los estudios y en su vida cotidiana, desarrollándose así su cerebro.

Fichas para trabajar la dislexia en el aula

Además de las terapias sugerimos  algunas actividades para el aula para niños disléxicos o niños creativos, relacionadas con la educación artística, las artes y la imaginación, a través de algunas fichas que podéis descargar a continuación.

Qué es la dislexia

© 2017 Celia Rodríguez Ruiz Psicóloga y Pedagoga. Escuela de padres. Educapeques 

Artículo original publicado en Educapeques.com

Deja un comentario