Depresión adolescente: Guía completa para entenderla

La depresión está considerada como la tercera enfermedad mental más frecuente, por detrás de los trastornos de consumo de sustancias y los de ansiedad. Durante la adolescencia se producen numerosos cambios tanto físicos como psicológicos, que hacen que consideremos esta etapa de alta vulnerabilidad. En este artículo, hablamos sobre la depresión en adolescentes, criterios, síntomas, factores de riesgo, causas, evaluación, tratamiento y qué podemos hacer para ayudar. 

Sigue leyendo

Forzar el aprendizaje de tu hijo solo le provoca sufrimiento

Tenemos esa dichosa manía de comparar. Y de exigir lo que otros son capaces de lograr. Pero no nos damos cuenta de que en el aprendizaje, cada uno sigue su ritmo, y que lo importante al final no es el comienzo, ni siquiera el camino, sino la meta final. 

Un importante filólogo y neurocientífico, Francisco Mora, advierte a los padres del error que cometen al exigir a su hijo cierta ‘velocidad’ en su desarrollo. Al final, forzar el aprendizaje de tu hijo solo le provoca sufrimiento.

Sigue leyendo

Práctica efectiva, qué es y por qué funciona

Materia gris y materia blanca.

Nuestro cerebro tiene dos tipos de tejido neural: materia gris y materia blanca. La materia gris procesa la información en el cerebro, dirige las señales y estímulos sensoriales a las células nerviosas, mientras que la materia blanca se compone sobre todo de las fibras nerviosas y tejido graso.

Para que nuestros cuerpos se muevan la información tiene que viajar Sigue leyendo

Calendarios de Adviento

Un poco de música siempre es una buena idea.

adviento-xmasgabon kantakcanciones de navidad

Por eso he recopilado un montón de canciones de Navidad en inglés, en euskera y en castellano para este Adviento en formato video. Cada día, desde el 1 al 24 de diciembre, podrás descubrir 1 canción de Navidad en cada uno de los calendarios. Pincha en las imágenes y accederás a los calendarios, pero recuerda: ¡Antes de la fecha no se pueden abrir! Sigue leyendo

Tu Elemento

El crecimiento personal y la educación de nuestros hijos

¿Qué es el Elemento?

Cuando nos apasiona lo que hacemos y tenemos la preparación adecuada para hacerlo bien, estamos en nuestro Elemento, un estado maravilloso en el que trabajamos sin cansancio y con gran creatividad. Cuando estás en tu Elemento, tienes más ideas, te sientes muy contento, el tiempo pasa volando y estás lleno de energía. Todos tenemos una actividad que nos hace sentir así y es importante que sepamos cuál es, aunque no sea en lo que trabajamos o a lo que le dedicamos más tiempo al día.
Para Ken Robinson el Elemento tiene dos características principales: capacidad y vocación y hay dos condiciones para estar en él: actitud y oportunidad. Sigue leyendo

Cómo criar a un niño de carácter fuerte

Los niños de carácter fuerte, a menudo, son difamados debido a lo difícil de manejar que resultan para los padres y otras figuras de autoridad; frecuentemente etiquetados como disruptivos, ingobernables o “difíciles”, estos niños también suelen poseer una gama de dones sin explotar. Cuando se crían de manera apropiada, estos jóvenes enérgicos a menudo crecen y se convierten en grandes líderes y visionarios – que poseen una gran creatividad, pasión e instinto – pero a la inversa, cuando son severamente disciplinados, pueden convertirse en individuos profundamente perturbados y rebeldes. Sigue leyendo

Familia Creativa

Aplicando la creatividad en familia día a día

¿Qué significa ser creativo?

Significa que alguien es capaz de crear, es decir, de hacer cosas originales, de expresarse y explicarse usando la imaginación.

¿Por qué es importante ser creativo?

Ser creativo nos ayuda a saber cuales son nuestras habilidades y potenciarlas y nos puede ayudar a ser más felices.
Pensar creativamente hace funcionar de manera diferente y más eficiente nuestros cerebros.
Ser creativos nos ayuda a aprender mejor, es decir, a usar mejor el cerebro y a ser más inteligentes.

Así es cómo puedes ayudar a tus hijos a ser más creativos:

Sigue leyendo

Cómo hacer que los niños hagan tareas domésticas: ¿funciona el método maya?

Si no lo hubiera visto con mis propios ojos, no lo habría creído. Pero ahí estaba, justo en frente de mí: un preadolescente que hacía las tareas de la casa voluntariamente. Sin problemas, sin quejas ni lloriqueos. Y no hubo recompensas visibles.
Estaba visitando familias mayas en Yucatán, reportando para la serie de crianza especial de NPR #HowToRaiseAHuman. Mientras entrevistaba a una madre, su hija de 12 años se acercó a los platos y comenzó a lavar, sin que se lo pidieran. Sigue leyendo

Los abundantes beneficios de leer en alto a los niños

Leer es vital para desarrollar la alfabetización, un buen vocabulario y una imaginación viva. Pero con la creciente oferta de libros interactivos electrónicos que posibilitan una lectura independiente a edades cada vez más pequeñas, puede que estemos perdiendo de vista el valor de leer no solo con, sino a nuestros niños. Algunos estudios en los últimos años han reforzado la importancia de leer en alto a los niños, de la forma tradicional. Sigue leyendo

20 Planes para hacer en el exterior en verano

Aprovecha las oportunidades del verano para realizar actividades y planes fuera de casa con tus hijos. Te damos ideas y sugerencias orientadas a toda la familia. Si estás de vacaciones en el pueblo, seguro que puedes hacer casi todas. ¡Y esperemos que el tiempo acompañe!

Alguna te pueden parecer muy simples, como regar las plantas, pero para los niños son experiencias de las que aprender y actividades de ejercicio físico. Sigue leyendo

Dificultades asociadas a la alta capacidad

Los niños y niñas con alta capacidad desarrollan una serie de habilidades diferentes a las normales para su edad. Si no se identifican a su debido tiempo, y si no pueden potenciar sus aptitudes, se producirá un deterioro en su desarrollo intelectual, en su desarrollo social y en su felicidad. En consecuencia, estos niños tienen necesidades educativas especiales, parcialmente diferentes a las que generalmente corresponden a su edad.

Si no desarrollan todo su potencial intelectual pueden aparecer este tipo de problemas: Sigue leyendo

9 pasos para criar a un niño feliz

 Lo que hace felices a los niños podría sorprenderte. Los expertos en desarrollo infantil que estudian el tema afirman que la felicidad no es algo que puedes darle a un niño como un regalo. Es algo que les puedes enseñar.

Edward Hallowell, psiquiatra y autor de The Childhood Roots of Adult Happiness (Las raíces infantiles de la felicidad adulta), dice que los niños demasiado mimados, ya sea porque se les den demasiados juguetes o se les resguarde de sentirse incómodos emocionalmente, son más propensos a ser adolescentes aburridos, cínicos e infelices.

“Los mejores indicadores de felicidad futura son internos, no externos”, asegura Hallowell, quien enfatiza la importancia de ayudar a los niños a desarrollar recursos internos que puedan utilizar a lo largo de sus vidas.

Afortunadamente no tienes que ser un experto en psicología infantil para animar a tu hijo a encontrar la fuerza interior y la sabiduría que se requieren para superar los altibajos de la vida. Con paciencia y flexibilidad, cualquier padre de familia puede establecer las bases para una vida llena de felicidad.

Sigue leyendo

Los padres y las familias en la alta capacidad

Los padres constituyen una pieza clave en el proceso de identificación del niño de alta capacidad, ya que cuentan con mucha información sobre su hijo. Además estos niños tienen un alto grado de dependencia con sus progenitores porque a lo largo de su vida deberán enfrentarse a situaciones difíciles ya que la inusual curiosidad intelectual les expone a todo tipo de información que muchas veces puede desorientar o desestabilizar su equilibrio emocional. Sigue leyendo

El juego libre cablea neuronalmente el cerebro y lo prepara para el éxito social y académico

Cuando se trata del desarrollo del cerebro, el tiempo en el aula puede que sea menos importante que el tiempo en el patio de recreo.

“La experiencia del juego cambia las conexiones de las neuronas en la corteza prefrontal del cerebro” -afirma Sergio Pellis, investigador de la Universidad de Lethbridge en Alberta, Canadá- “y sin experiencia de juego, esas neuronas no cambian”.

Son esos cambios en la corteza prefrontal durante la infancia los que ayudan a conectar neuronalmente el centro de control ejecutivo del cerebro, que tiene un papel fundamental en la regulación de las emociones, en capacidad para planificar y en la resolución de problemas, dice Pellis. Así que el juego -añade- es lo que prepara a un cerebro infantil para la vida, el amor y hasta para la escuela.

Sigue leyendo

Cuentos y sonrisas para niños que van a morir: Cuéntame algo que me reconforte

Artículo original publicado en el blog https://www.mamirami.es, en mayo 2017

Cuéntame algo que me reconforte

Cuéntame algo que me reconforte es un proyecto que me gustaría poder explicaros con sentimientos en lugar de con palabras. Se me antoja muy difícil materializar cómo me sentí cuando conocí el deseo de Alicia y entendí que hay alguien ahí fuera trabajando por dar un paréntesis de felicidad a niños que se están gravemente enfermos. Bien porque padecen enfermedades graves cronificadas, o bien porque se encuentran en el final de sus vidas.

Siento profunda admiración por su impulsora, Alicia Chamorro, a la que conozco personalmente. ¿Sabéis esas personas que hablan con dulzura, tranquilidad, que casi acarician sus palabras? Ella es así. Su proyecto es así.

Sigue leyendo

El plan–X: dando a tus hijos adolescentes una salida

El plan-X puede ser la diferencia entre tú y tu hijo cenando juntos en casa o en un hospital, un centro de recuperación o incluso peor.

Amigos, como muchos de vosotros sabéis, suelo pasar una hora cada semana con un grupos de jóvenes que se recuperan de adicciones. Si. Gente joven. Hablo de adolescentes que han de estar aislados durante al menos 6 meses para aprender a superar sus adicciones. Siempre me siento abrumado y honrado de compartir este tiempo con estas jóvenes almas que han sido tan increíblemente asaltadas por un mundo que aún están por comprender. Esto también viene con el conocimiento agridulce que al menos estos chicos tienen la posibilidad de luchar, al tiempo que algunos de mis amigos han tenido ya que enterrar a sus propios hijos.

Recientemente hice a estos chicos una pregunta simple: ¿Cuántos de vosotros os habéis encontrado en situaciones donde empezaron a pasar cosas con las que no estabas a gusto, pero en las que os quedasteis, más que nada porque sentíais que no había salida posible?

Todos levantaron la mano.

Todos y cada uno de ellos.

Sigue leyendo

Francesco Tonucci y las ciudades de los niños

Os dejo un interesante artículo de la voz de Galicia para que conozcáis a Francesco Tonucci, un gran pedagogo.

 «Los deberes son una equivocación pedagógica y un abuso»

El pedagogo italiano presentó en Santiago la edición en gallego de su clásico «La ciudad de los niños», publicado por Kalandraka. Tonucci, en una entrevista concedida en el 2012 a La Voz también dejó este sorprendente titular que ha hecho reflexionar a muchos

Tonucci presentó en Santiago la traducción al gallego de su superventas «La ciudad de los niños»
Tonucci presentó en Santiago la traducción al gallego de su superventas «La ciudad de los niños»CEDIDA

Hablamos con Francesco Tonucci (Frato) en un restaurante del centro compostelano, sobre una mesa de madera oscura que sus manos acarician mientras va eligiendo con esmero las palabras con que va respondiendo, en castellano, a nuestras preguntas. Aprendió este idioma por sí mismo durante sus incontables viajes a España y Sudamérica. En una ocasión, en Argentina, llegó a dirigirse a 13.000 personas en un estadio.

Tonucci nació en Italia en 1940. Graduado en Pedagogía en 1963 (Universidad Católica de Milán), trabajó como maestro. Desde 1991 realiza en su ciudad natal de Fano el proyecto La Ciudad de los Niños. Es asesor científico del proyecto El Museo de los Niños, de Roma, y de otras entidades vinculadas al Proyecto Internacional de la Ciudad de los Niños, que se está desarrollando en Italia, España y varios países latinoamericanos. Ha estado en muchas ocasiones en Galicia. Esta vez ha venido para compartir sus ideas con un nuevo libro bajo el brazo: la edición en gallego de su clásico La ciudad de los niños, publicado por Kalandraka.

Esa misma mano que acaricia la mesa como con curiosidad de ebanista estaba hace un rato escribiendo y dibujando dedicatorias en los ejemplares de una cola infinita de lectores entregados. La presentación de su obra ha abarrotado como nunca el salón de actos de la Facultade de Ciencias da Educación de la Universidade de Santiago. Incluso se han fletado autobuses desde A Coruña.

«Este es un proyecto político, no educativo», ha comenzado explicando. Para apoyar su mensaje ha citado a san Agustín y a otros pensadores clásicos, pero sobre todo a niños. Niños con quienes ha dialogado sin prisa a lo largo de sus viajes. Charlar con él aviva en cualquier ánimo sensible el compromiso personal con tantos cambios como son necesarios.

-¿Qué pueden hacer los niños por la ciudad?

-Es una pregunta aparentemente pequeña, pero que implica muchas cosas. Lo primero es estar presentes. Hoy uno de los aspectos más preocupantes de la ciudad es la desaparición de categorías sociales: niños, niñas, ancianos, discapacitados… No se ve por las calles niños de en torno a los 12 años jugando. Esto empobrece mucho.

– ¿En qué sentido?

– En su ausencia nos portamos peor, como demuestra por ejemplo cómo funciona el tráfico. La presencia de niños hace la ciudad más segura, pues nos obliga a un mayor control, y también más bella y vivible. Otra cosa que pueden hacer es participar en el gobierno municipal con sus ideas. Es decir, aportar su punto de vista en las decisiones y cambios. Una ciudad buena debe ser para todos. Normalmente, cuando los adultos pensamos en «todos» pensamos solo en «todos los adultos», olvidando a ancianos, discapacitados y niños. Por eso la actitud de los niños es una gimnasia importante de democracia para los administradores.

-¿Por qué es el juego tan importante?

-Por dos razones. Una, porque si un niño no juega no crece, no se desarrolla, no aprende. Una ciudad democrática debe preocuparse por el bienestar de todos, pero en especial por el bienestar de los niños. Son ciudadanos, pero no disponen de los instrumentos de que sí disponen la mayoría de los ciudadanos adultos, y por tanto dependen de nosotros. En segundo lugar, el juego es una forma de presencia de alto nivel porque los niños, al jugar, ejercitan la etapa más importante de su desarrollo. Cuando a Freud le preguntaron cuál fue el año más importante de su vida, él respondió: «Sin duda, el primero». Así es también para nosotros. La principal actividad con la que creamos los cimientos sobre los que luego construiremos nuestra vida es el juego. No es casualidad que la Convención de los Derechos de los Niños dedique a la escuela y al juego dos de sus artículos, el 28 y el 31.

-Pero a veces hay que hacer los deberes?

-La escuela debería estar sumamente interesada en que los niños jueguen. Las experiencias pueden y deben ser comunicadas en el colegio. Por eso yo tengo una pelea desde hace muchos años contra los deberes de casa. La escuela debería pedir a los niños: «Por favor, debéis jugar para poder traer mañana experiencias». En esto hay que comprometer también a las familias. A menudo crean para los niños agendas más apretadas que las de los mayores.

-Parece clara su opinión acerca de los deberes escolares…

-Los deberes son una equivocación pedagógica y un abuso. Nunca consiguen el resultado que la escuela presume. Deberían ser una ayuda para los más débiles pero estos no son tan capaces de acometerlos, y además en casa a menudo no encuentran ayuda, pues pertenecen a familias de bajo nivel social y cultural. Así, quienes más aprovechan los deberes son los que menos los necesitan: aquellos que tienen familias que les pueden ayudar. La Convención habla del derecho a la escuela y al juego. ¡Deberían ser reconocidos como dos con el mismo peso! Si la escuela ocupa la mitad del día, la otra mitad no debería ser suya, sino de los niños.

«La garantía de una buena escuela son unos buenos maestros»

Tonucci cree que las leyes no influyen demasiado en la calidad de la educación. Por eso las leyes deberían centrarse en dar la mejor formación posible a los futuros maestros.

-¿Qué opinión le merece la nueva Lomce?

-No la conozco en profundidad, pero cuando me la enseñaron y leí el prologo, dije: «Una cosa así no puede pasar en un país occidental en el 2013». Tiene algunos contenidos que están totalmente en contra de toda la teoría pedagógica. Me asombra que un ministro tenga el valor de presentarla. Que en el prólogo se hable de que la competitividad sea el motor del aprendizaje es impresionante. Creo que todos los que se dedican a la educación están de acuerdo en que la escuela debe ser un lugar en el que se educa en la cooperación y no en la competitividad. Por otro lado, la desconfianza que manifiesta hacia la educación infantil, no considerándola casi a nivel educativo, está en contra de todas las teorías pedagógicas.

-¿Y cuál puede ser el impacto de esta nueva ley?

-Yo pienso que las leyes tienen muy poco que ver con los cambios, ni en positivo ni en negativo. Así como las buenas leyes que tuvimos en Italia no consiguieron cambiar significativamente la escuela para mejor, no creo que esta otra, que considero una mala ley, pueda incidir mucho en empeorar la escuela. El día que nuestros países decidan de verdad que quieren garantizar a todos los niños una buena escuela, dejarán de pensar en reformas legales y se dedicarán exclusivamente a la formación de los maestros. La garantía de una buena escuela son unos buenos maestros. El derecho al estudio que sostiene el artículo 28 de la Convención de los Derechos del Niño no significa tener derecho a un banquito y una silla, sino a un buen maestro o una buena maestra.

Los niños y la ciudad

Pontevedra es un ejemplo de ciudad que va en el camino correcto para ser más habitable para las personas
Pontevedra es un ejemplo de ciudad que va en el camino correcto para ser más habitable para las personasFÁTIMA SANTIAGO

Las ciudades necesitan un cambio profundo para crear espacios públicos compartidos por todos. Tonucci rechaza la creación de espacios específicos, como las zonas de juegos para niños.

-¿Cuáles serían las claves para convertir una ciudad en más habitable?

-Una es la posibilidad para todos los ciudadanos de moverse libremente en su propia ciudad. Esto es lo que precisa un cambio más profundo: pasar de una ciudad de «prioridad coches» a una de «prioridad peatones». Es decir, cambiar las prioridades. Esto conecta con el tema del espacio público. Hay que recuperar la idea de que lo que convierte un conjunto de casas en una ciudad es el espacio público, que debe ser de todos.

-¿Qué más?

-Hay que renunciar a dedicar espacios específicos para distintas categorías. Esto es una forma de marginación. Estoy pensando en concreto en los parques para niños. El lugar de juego debe ser para los niños un lugar elegido, no obligatorio. Deben poder elegir, según su juego, si van usar la acera, una plaza, un jardín o un paseo. Las ciudades pueden ahorrar mucho dinero si en lugar de dedicarlo a espacios de ese tipo lo destinan a espacios públicos que sean buenos para todos.

-¿Y en qué consistiría ese ahorro?

-Un parque para niños se convierte por la noche en un lugar para drogadictos y vándalos: no sirve para nada. Una plaza o un jardín pensados para que sean lugares verdaderos y buenos en cada hora del día y de la noche son lugares aprovechados para ancianos, para familias con bebés, para niños, para jóvenes. Así se convierten en lugares vigilados, nunca abandonados. Otra clave más es escuchar a los niños. Los niños no son mejores que nosotros, pero sí distintos. Una ciudad democrática escucha a los niños porque necesita conocer su otro punto de vista.

-La ciudad aleja la naturaleza de los niños?

-Mi metáfora en el comienzo de La ciudad de los niños es que una vez el bosque era el lugar del miedo, y la ciudad el de la seguridad. Ahora estamos mitificando el bosque, considerándolo el lugar de la naturaleza, y la ciudad se ha vuelto hostil. Soñamos con la naturaleza y nos asustamos del lugar donde vivimos. Tanto que nos encerramos en casa defendiéndonos con puertas blindadas e impidiendo a los niños salir, para defenderlos de peligros que solo conocemos por la televisión y que no se corresponden con la realidad de nuestros barrios y ciudades.

-¿Qué propone?

-Yo creo que las ciudades tendrían que hacer sitio a la naturaleza con más espacios verdes públicos y con huertos y jardines escolares, acostumbrando a los niños a criar animales y cultivar productos. Hay además que recuperar un encuentro con la naturaleza animando a las familias a salir de casa para conocer el bosque, considerándolo como un importante taller educativo.

-¿Qué asignaturas sobran y cuáles faltan para que el niño se conozca mejor a sí mismo y su entorno?

-El artículo 13 de la Convención de los Derechos del Niño dice que los niños tienen derecho a expresarse en todas las formas: literarias, científicas, artísticas… Las elegidas por ellos. Yo siempre me pregunto: ¿sabe esto la escuela? Loris Malaguzzi, director e inventor de las escuelas de Reggio Emilia, dice que los niños tienen cien maneras de pensar, de soñar… pero les roban 99.

-¿Quién se las roba?

-Yo creo que la escuela tiene mucha responsabilidad. Roba 99 proponiendo solo una. Las propuestas de la escuela son muy reducidas, solo son adecuadas para unas pocas personas: para las que nacen con vocación literaria, matemática o científica. Quienes nacen artistas, artesanos, deportistas, bailarines… no se encuentran reconocidos en esta escuela, y fracasan.

-¿Cuáles son las ciudades que más empiezan a parecerse a sus propuestas?

-Hoy en día yo hablo mucho de Pontevedra. Ha hecho un camino bastante rápido para asumir estas características de una ciudad para todos. Para ello ha asumido a los niños como parámetro. El cambio de diseño de las calles, como por ejemplo hacer más anchas las aceras hasta asumir como medida la de dos personas con el paraguas abierto, significa pensar una ciudad primero para la gente y después para los vehículos.

-Eso parece obvio.

-Sí, pero es casi revolucionario. Con todos estos cambios, hoy Pontevedra puede invitar a los niños a ir a la escuela sin adultos, porque está diseñada de manera que los niños están bastante protegidos. Es una ciudad en camino. No ha llegado, pero el camino es correcto. Espero que pueda seguir adelante.

Publicada por la editorial Kalandraka, la traducción al gallego de esta obra de Tonucci, tan clásica como resueltamente moderna, se ha convertido en un rápido superventas entre educadores y padres. De la traducción se han encargado Mónica Baleirón, Sonia Santos y Rut Vázquez.

  • Puedes encontrar más información en: http://bit.ly/1bPymQD

PARA SABER MÁS

  • Proyecto La Ciudad de los Niños: http://bit.ly/1jafgmH
  • Convención de los Derechos del Niño (PDF): http://bit.ly/1fUnTRh

Si quieres consultar otra entrevista de La Voz a Tonucci, del año 2012, en la que aseguró que un buen carpintero será más feliz que un ingeniero mediocre, puedes pinchar en este enlace

Artículo original del peródico la Voz de Galicia