Los estilos de aprendizaje

Hay personas que se leen hasta la letra pequeña de los manuales mientras que otros se lanzan a pulsar todos los mandos para ver qué ocurre. No es ni bueno ni malo, ni mejor ni peor. Simplemente, nos da pistas de nuestra manera de aprender.

Vamos a hablar de estilos de aprendizaje, pues nos puede ayudar a aprender más fácilmente si identificamos lo que nos ayuda. Y para ello emplearemos 2 enfoques distintos pero que en el fondo nos dicen lo mismo: qué estilo de información nos gusta más recibir y cuál traducimos mejor en nuestra cabeza, pues lo que nos gusta y nos motiva es lo que nos es más fácil de recordar.

tipos de estilo de aprendizaje para niños

Los 3 estilos de aprendizaje según PNL

Una forma de ver cómo aprendemos es fijarnos en los canales de comunicación que tenemos. El estilo de aprendizaje sería el medio en el cuál nos sentimos más cómodos para procesar la información del mundo exterior y que acomodamos a través de nuestros sentidos:

  • Visual
  • Auditivo
  • Kinestésico o cinestésico

No hay un estilo de aprendizaje mejor que otro, simplemente cada canal de aprendizaje es más o menos eficiente según el tipo de información externa. Y no todos le damos el mismo peso o empleamos cada canal de forma equitativa, normalmente las personas tenemos tendencia a especializarnos en uno de ellos.

La programación neurolingüística (PNL) resalta que es fundamental que cada individuo ajuste su forma de aprender a su canal o estilo predominante. Para quien no conozca la PNL, se puede resumir muy básicamente en lo siguiente: la PNL estudia la relación entre tres procesos básicos:

  • Programación: cómo formamos los modelos mentales en nuestro cerebro. Cómo los programamos en función de los estímulos externos que recibimos. Pero, cuidado, no todos procesamos los mismos estímulos externos de la misma forma. Cada persona le da un peso u otro a sus canales de comunicación en función de su capacidad de asimilación.
  • Neuro: cómo el aprendizaje involucra a todos los canales y sistema nervioso
  • Lingüística o comunicación: cómo nos comunicamos, qué lenguaje usamos.

Imaginemos que tres personas, cada una enfocada en un estilo de aprendizaje distinto (visual, auditivo y kinestésico), asisten a tres eventos sobre una materia nueva para todos y que cada evento se emite en un formato distinto: charla, vídeo y taller. La charla será más productiva para la persona con un estilo de aprendizaje auditivo, el vídeo para la persona con un estilo de aprendizaje visual y el taller para la persona con un estilo de aprendizaje kinético porque le gusta probar y tocar las cosas para asimilarlas.

ejemplos tipos estilos de aprendizaje

¿Cómo identificamos estilo de aprendizaje de los niños?

Para poder trasladar nuestro conocimiento a nuestros hijos, es crucial conocer cuál es su estilo o tipo de aprendizaje predominante para favorecer su asimilación, pues la información estará “codificada” o “canalizada” en su forma preferida.

Las circunstancias genéticas, personales, educativas y profesionales nos modelan hacia un estilo u otro. En una misma persona el estilo o tipo de aprendizaje puede variar con la edad y en función del contexto o fuente de información que se vaya a procesar, pero generalmente los niños que tienen un estilo de aprendizaje definido suelen encauzar sus vidas hacia fuentes de estímulos cómodas y que les requiera menos esfuerzo de aprendizaje.

Aún así, se debería fomentar el uso de los tres canales (visual, auditivo y kinestésico) para que la información pueda estar complementada por distintos sentidos y podemos aprovechar mejor las herramientas que tenemos a nuestra disposición.

Características de los niños con aprendizaje kinestésico

  • Tocan a su interlocutor cuando hablan. Además hablan muy despacio.
  • Respiran profundamente
  • Disfrutan de la comida y bebida, la saborean despacio
  • Les gusta explicar gesticulando, mostrando con las manos, manipulando.
  • Recuerdan lo que sintieron
  • Arrastran los pies cuando andan, parecen meditabundos, reflexivos.
  • Le gustan mucho los talleres, manejar herramientas.
  • Les gusta acariciarse el pelo, la barba, el cuello, la oreja, etc.
  • Aprenden haciéndolo ellos, no viéndolo. Necesitan tocar, probar. Son los típicos que reciben un juguete y no leen las instrucciones, ni escuchan a adultos, directamente lo intentan montar de todas las maneras posibles.
  • Son niños especialmente tranquilos, casi exageradamente tranquilos y serenos.

Características de los niños con aprendizaje auditivo

  • Captan la información paso a paso. Como el sonido es secuencial ellos se sienten más cómodos con tareas secuenciales.
  • Son niños tranquilos y no les gusta llamar la atención.
  • Respiran regularmente
  • Les gusta explicar hablando, explicando o contando una historia.
  • Los niños prefieren oír a la profesora
  • Llevan la cabeza ladeada para captar mejor el sonido
  • Llevan un diálogo interno y externo consigo mismos
  • Les gusta tamborilear con los dedos, llevando un ritmo.
  • Le gusta mucho la radio.
  • Recuerdan lo que dijeron
  • Se calcula que el 35% de la población tiene un estilo de aprendizaje auditivo.

Características de los niños con aprendizaje visual

  • Piensan en imágenes y, por tanto, son capaces de asimilar mayor cantidad de información en menos tiempo, aunque de manera más difusa
  • Recuerdan lo que vieron o leyeron mejor que lo escrito.
  • Les gusta que la profesora explique usando la pizarra o pantalla digital.
  • Les gusta explicar mediante dibujos, esquemas, mapas mentales, etc. Les gusta tener un contacto visual con el material que estudian.
  • Les gusta que les expliquen mediante dibujos con técnicas de pensamiento visual o visual thinking.
  • Comen con la vista, no saborean mucho las comidas
  • Le gusta mucho la televisión, ver imágenes, vídeos.
  • Les gusta la información global y luego ir entrando en detalle. Primero a vista de pájaro y luego de lombriz.
  • Este estilo actualmente es el predominante en la población. Se calcula que el 65% de la población tiene un estilo de aprendizaje visual e incluso va en aumento con la entrada de las nuevas tecnología y el uso de pantallas, que son grandes emisoras de estímulos visuales.
  • Al hablar o explicar algo, alguna vez, mueven los ojos hacia arriba.
  • Son niños más nerviosos que el resto y suelen llamar la atención.
  • Se calcula que el 65% de la población tiene un estilo de aprendizaje visual.

En general los niños visuales son los que obtienen mejores resultados escolares. No porque sean más o menos inteligentes, sino porque las actuales materias escolares se asimilan mejor y están más adaptadas a un canal visual.

Los 4 estilos de aprendizaje según Kolb

En 1984 un profesor universitario, David Kolb, describió también las maneras de aprender de las personas según cómo percibamos la realidad y cómo la procesemos, pero las concretó en 4 estilos de aprendizaje.

Hay personas que captan la realidad fundamentalmente a través de la experiencia y otros, creando teorías. Los primeros son más empáticos y tienden a hacer varias tareas al mismo tiempo (multiplicidad). Es más, si no lo hacen se pueden aburrir soberanamente. Los segundos prefieren centrarse en una sola tarea, se manejan muy bien en la teoría y se perderían con varias cosas al mismo tiempo (unicidad).

Adaptadores, asimiladores, divergentes o convergentes son los cuatro estilos de aprendizajes, según David Kolb.

Adaptadores ¿Cúando?

Son hacedores y difícilmente leerán un manual. Son el resultado de la multiplicidad y la acción. Prefieren trabajar rodeados de personas y se buscan la vida para conseguir recursos y alcanzar resultados. Les gusta asumir riesgos y saben adaptarse a las circunstancias. En una empresa abundan en los departamentos de ventas.

Asimiladores ¿Por qué?

Su estilo es opuesto a los adaptadores. Son extraordinarios creando modelos teóricos y definiendo claramente los problemas. Les interesan más las ideas abstractas que las personas, por lo que no es de extrañar que destaquen en el campo de las matemáticas o de las ciencias. Les encanta la investigación, la estrategia y la planificación.

Divergentes ¿Y si…? ¿por qué no?

Disfrutan analizando los problemas en su conjunto y trabajando con personas. Son empáticos, emocionales y ocurrentes. Son los reyes de las mil y una ideas creativas y no es de extrañar que lancen un sinfín de propuestas diferentes en una reunión. En este estilo se encuentran artistas, músicos y todos los creativos en general.

Convergentes ¿Para qué?

Son los opuestos a los divergente, es decir, el poder de la aplicación en una sola cosa, porque se pierden con muchas alternativas. Necesitan la aplicación práctica de las ideas para testar teorías o resolver problemas. Son excepcionales en situaciones donde haya un único camino para ser resueltas. Muchos ingenieros se enmarcan en este estilo de aprendizaje.

Todos tenemos un estilo de aprendizaje que nos define más que otros. Por eso, para desarrollarnos mejor en lo personal y en lo profesional sería recomendable conocer nuestro estilo pues nos facilitaría nuestro aprendizaje. Además, estar con personas que nos complementen y cuyos estilo sean distintos del nuestro, nos ayudaría a no perdernos nada (del resto) de información.

Fuentes: Emove, orientagalicia

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.