Eligiendo colegio (2): Por dónde empezar

La gran decisión

¿Es una decisión que le va a afectar toda la vida? ¿Y si me equivoco? Ante todo, no hay que ponerse nervioso ni trascendental.

El colegio que elijas debe adaptarse al alumno, a tu hijo y no al revés. Se va a pasar muchas horas y muchos años en el cole y ha de ser una experiencia educativa, enriquecedora y lo más feliz posible para él.

Está claro que quieres un buen colegio, con prestigio, buena reputación y buen rendimiento académico. Por suerte, En Donosti hay muy buenos colegios, así que para elegir, tendrás que fijarte en otros factores.

Más allá de las estadísticas de éxito del cole y de lo que oigas de otros padres, hazte algunas preguntas para saber qué es lo que buscas y lo que más valoras. Hazlo una vez y ya estarás listo y seguro de tu decisión por muchos años. Sobre todo, no te obsesiones por todos los detalles: ni todo es relevante ni todo está en tu mano. Un buen consejo es ir paso a paso, pero al final, valorar el colegio en su conjunto, como la suma de todo.

Haz memoria y recuerda tu colegio y tu experiencia en él. ¿Qué fue lo mejor/ lo peor? ¿Qué recuerdos te has llevado para bien o para mal? Valóralo con la perspectiva del tiempo, ya no eres un niño y pon tus recuerdos en contexto. Intenta no perder el punto de vista que tenías de niño: es importante que el cole te guste a ti, pero también que le guste y le encaje a tu hijo. Ahora puedes hacer un equilibrio entre tus prioridades y las suyas, cada una en su justa medida.

Una primera opción muy natural es elegir tu propio colegio si tienes un buen recuerdo y te gustó. Pero, recuerda que tu hijo no eres tú y el cole (el tuyo y todos los demás) tampoco es el mismo; ha cambiado y evolucionado en estas décadas.

También ha cambiado el Curriculum y la forma de enseñar. Hay cosas nuevas, cosas que ya no se dan, cosas que han mejorado, otras que han empeorado y otras que simplemente se abordan de manera diferente. Así que no esperes que su experiencia se parezca a la tuya: seguramente si, pero nunca será igual.

En los próximos posts, hablaremos de un buen montón de factores que podemos encontrarnos en los colegios. Después de leerlos, elige y quédate con los que son prioritarios para ti y define también los que no admites. Una vez hecho, podrás descartar los colegios que no te encajan y quedarte solo con unos pocos elegidos. Así podrás investigarlos más en profundidad y tomar tu decisión más fácilmente.

No te quedes solo en la opción más habitual: preguntar a un padre/ madre que vaya a esos coles. Es un buen comienzo, pero no olvides que cada niño es distinto y que un cole, incluso siendo el mejor, no puede ser 100% adecuado para todos lo niños. Incluso dentro de una misma familia, un cole puede ser perfecto para un niño y totalmente inadecuado para su hermano.

Después de saber lo que buscas, podrás visitar solo los coles que te interesan y centrarte en los detalles que más te preocupan. Las jornadas de puertas abiertas te permitirán conocer las instalaciones y al personal. Es importante que aproveches la oportunidad de hablar con ellos, el factor humano es muy importante en este caso.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.