La aventura de crecer: la adolescencia

Los humanos somos seres complejos y tardamos una cuarta parte de nuestra vida en llegar a ser adultos, a través de unos años muy memorables.

La aventura de crecer: Adolescentes , se emitió por la 2 (Documenta2), pero ahora se puede encontrar en otras plataformas. Este interesante reportaje está hecho por la ITV y distribuido por BBC Worldwide.

Aquí podéis verlo en versión original con subtítulos en inglés: Secret Life of growing up: teenagers 

Os dejo algunas ideas y curiosidades que se comentan en el reportaje:

-Hasta los 9 años, la fortaleza física es similar en niños y niñas, no hay grandes diferencias.

– Los niños tienen más agua en el cuerpo, una especie de colchón protector amortiguador contra los golpes. Además las articulaciones y los huesos son más flexibles que en adultos.

– La pubertad femenina empieza antes, así que las chicas dominan sus cuerpos antes que los chicos y por eso son más hábiles en gimnasia, tienen más equilibrio y más control a esa edad. Además, los chicos al tener más músculos, son menos flexibles en la preadolescencia.

-Las niñas están mas dotadas para el lenguaje.

-La testosterona hace que los chicos tengan el dedo anular más largo que el índice, no así las niñas.

-La mayoría de los hombres pueden seguir cantando en las octavas que cantaban antes de cambiar la voz, aunque les da vergüenza y no lo hacen.

-Los adolescentes a los 14 años ya tienen mentes complejas. Tienen subidones de dopamina, lo que explica entre otras cosas, por qué hacen “locuras” o juegan a videojuegos durante horas. No lo pueden remediar y es más acusado en los chicos.

-En esta etapa, no hay tiempo para pensar, se actúa. Se pasa de ser un niño cobarde a un adolescente temerario.

-Los que asumen riesgos al crecer y conocen sus propios límites se vuelven mas inteligentes

-El siguiente escalón es pasar de querer estar solo o en un grupo reducido a los grupos grandes de adolescentes, las tribus. Esto, contrariamente a lo que parece, les ayuda a ser mas independientes.

-A los 18 años el cerebro se sincroniza. La vista y olfato son mejores que nunca, y son supercreativos. Además se sienten independientes y seguros de si mismos y el sexo opuesto los ve así, lo que es muy importante a esa edad.

-Madurez emocional: los adolescentes pasan por todos los estados emocionales cada día, algo parecido a las depresiones. A los 16 años, esas áreas del cerebro están desarrolladas, pero aún no han aprendido a controlarlas: sufren presión, estrés y desasosiego.

-Son fuegos artificiales en el cerebro. Los escáneres demuestran que experimentan el rechazo social como una enfermedad terminal, con la misma intensidad.

-Parecen egocéntricos, pero en realidad es al revés, están aprendiendo a dejar de serlo, lo que si es característico de la infancia.

-Experimentan emociones sociales, hacia otros: llorar por otros, libera tensión y mejora los vínculos sociales y el primer amor, es un torbellino de sensaciones.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.