La tabla Haizea-Llevant y el neurodesarrollo de los niños

“Y esto… ¿será normal?. Esta pregunta atraviesa la mente de cualquier padre o madre en varios momentos de la vida de sus hijos. Sobre todo durante los primeros meses, que suelen ser los de mayor nerviosismo e inquietud. Queremos saber cuándo logrará sentarse el bebé, con cuántos meses puede comenzar a comer sólidos, a qué edad debería gatear, hablar o caminar… En el fondo, sabemos que no existen plazos fijos y únicos, que lo ideal es respetar el ritmo propio de cada niño. Pero aún así tendemos a buscar certezas sobre las que asentar nuestra tranquilidad. Y como es evidente, es mejor hacerlo partiendo de información de confianza.

Sigue leyendo