Familia Creativa

Aplicando la creatividad en familia día a día

¿Qué significa ser creativo?

Significa que alguien es capaz de crear, es decir, de hacer cosas originales, de expresarse y explicarse usando la imaginación.

¿Por qué es importante ser creativo?

Ser creativo nos ayuda a saber cuales son nuestras habilidades y potenciarlas y nos puede ayudar a ser más felices.
Pensar creativamente hace funcionar de manera diferente y más eficiente nuestros cerebros.
Ser creativos nos ayuda a aprender mejor, es decir, a usar mejor el cerebro y a ser más inteligentes.

Así es cómo puedes ayudar a tus hijos a ser más creativos:

Apoyando

  • Se siempre positivo, animando todas las ideas de los niños
  • Asigna tareas y haz que asuman responsabilidades gradualmente
  • Fomenta su independencia poco a poco
  • Hazles saber que los adultos no son perfectos
  • Respétalos, valóralos y házselo saber
  • Busca momentos para compartir con ellos
  • La imitación y la comunicación son fundamentales en el aprendizaje
  • Explica las cosas de forma sencilla y espera a ver si necesitan más información
  • Adapta las explicaciones a cada edad, pero se siempre claro y honesto

Comunicando

  • Ten sentido del humor
  • Deja que ellos se expliquen a su manera
  • Déjales tener sus propias opiniones
  • Descubre sus necesidades, sus gustos, las cosas que les importan
  • Anima a tus hijos a hacer preguntas :¿Por qué…? Para retener información en la memoria de un niño, éste necesita darle un significado
  • Comenta casualmente las cosas fundamentales con ellos: fomenta su curiosidad e interés y acostúmbrales a hablar contigo y a ser una referencia

Estimulando

  • La estimulación más eficaz es la motivación: es considerada como el interruptor del cerebro
  • Los seres humanos poseemos una curiosidad innata. Si carecemos de estimulación, el aburrimiento adormecerá nuestra inteligencia
  • Los niños que reciben lecciones de música muestran un considerable aumento de la capacidad de aprender
  • Los padres y profesores que leen y hablan a menudo a los niños pequeños incentivan el desarrollo de su cerebro
  • Los niños que aprenden dos o más lenguas en edades tempranas tienen una forma diferente en la estructura del cerebro que los niños monolingües
  • Si un niño realiza actividades en un entorno estimulante, como la naturaleza o los espacios abiertos, desarrolla un 25% más su capacidad para aprender
  • Los niños necesitan la ayuda de compañeros y amigos: asegúrate de que pasan suficiente tiempo con ellos.
  • Aprenden a través de su propia experiencia: déjales hacer prueba y error
  • Ayúdales a conocer sus sentidos y a desarrollar sus talentos y habilidades naturales
  • Ayúdales a encontrar su elemento: aquello que realmente les llena

Dejando Explorar

  • Buscar soluciones creativas es la forma de salir de bloqueos en los problemas y de no rendirse fácilmente
  • La necesidad es la madre de la invención, tenlo siempre presente
  • El mejor modo de desarrollar el cerebro es mediante problemas desafiantes. El desarrollo neuronal se produce debido al proceso de tratar el problema, no por la solución.
  • Háblales sobre la diversidad y la adaptación, la gran variedad natural de soluciones
  • Dile siempre a tus hijos que cada problema tiene más de una solución
  • Diles que no hay una solución única para cualquier problema
  • Enséñales a hacer tormenta de ideas (brainstorm) y anímales a tener las ideas más increíbles y descabelladas.

Impulsando el Desarrollo personal

  • Ayúdales a sentirse bien consigo mismos y a tener autoconfianza
  • Déjales aprender a través del fracaso y el éxito
  • No encasilles a tus hijos en actividades según su género
  • Dales a tus hijos una alimentación buena, sana y equilibrada.
  • Los niños que no son felices pueden verse afectados negativamente en el aprendizaje. Emociones, afectividad y empatía son determinantes para el desarrollo de la inteligencia

Tu Elemento

El crecimiento personal y la educación de nuestros hijos

¿Qué es el Elemento?

Cuando nos apasiona lo que hacemos y tenemos la preparación adecuada para hacerlo bien, estamos en nuestro Elemento, un estado maravilloso en el que trabajamos sin cansancio y con gran creatividad. Cuando estás en tu Elemento, tienes más ideas, te sientes muy contento, el tiempo pasa volando y estás lleno de energía. Todos tenemos una actividad que nos hace sentir así y es importante que sepamos cuál es, aunque no sea en lo que trabajamos o a lo que le dedicamos más tiempo al día.
Para Ken Robinson el Elemento tiene dos características principales: capacidad y vocación y hay dos condiciones para estar en él: actitud y oportunidad. Encontrar tu Elemento significa además encontrar más gente que comparte tu misma pasión. Con ese grupo o tribu, de verdad puedes hablar de lo que más te gusta y eso te da fuerza y te inspira.

¿Cómo encontrar el Elemento?

La creatividad no es un regalo innato que se tiene o no y ya está. Las ideas no vienen solas porque si y solamente le pasa esto a gente especial. Ser creativo es un proceso que se debe aprender y que podemos desarrollar todos.

Podemos tener ayuda la ayuda de un mentor, una persona afín que actúa como inspiradora y que nos guía. Ken Robinson es el mentor de este blog, aunque no nos conozcamos personalmente.

Por otro lado, no todo el mundo trabaja en lo que le apasiona, aunque le guste mucho su trabajo. Muchas personas, hombres y mujeres, alcanzan su Elemento como una afición, como “amateurs”. Así consiguen el equilibrio esencial entre el bienestar y su realización personal.

  • Una persona puede ser arquitecto porque es su Elemento y su pasión y además trabajar en ello
  • Otra persona puede no ser arquitecto y éste ser su Elemento  y sin embargo trabajar haciendo otra cosa. Su pasión es la arquitectura y le hace feliz diseñar, aunque trabaja editando libros.
  • Otra persona puede ser arquitecta y trabajar haciendo casas y la vez ser una gran fotógrafa. No es arquitecta o fotógrafa, es ambas cosas a la vez. Su profesión es la de arquitecta y ese es el trabajo que le da dinero, pero ella siente las dos vocaciones con mucha fuerza y las dos le hacen feliz.

El miedo al fracaso es el principal obstáculo para encontrar el Elemento. No se trata de lo que te pasa, se trata de lo que haces con lo que te pasa, de identificar las oportunidades. A menudo la búsqueda del Elemento puede parecer algo inseguro, arriesgado o simplemente incomprendido por la gente a nuestro alrededor. Hace falta confianza en uno mismo para superar los obstáculos.

Los niños, su Elemento y la escuela

Cada niño está lleno de talentos. Los niños pueden imaginar, soñar, bailar, dibujar, inventar  etc. A lo mejor no llegan a ser tan geniales como Mozart o Einstein, pero es mucho más importante para sus padres que sean felices en su vida con lo que hacen.

La escuela hasta ahora en general no busca encontrar los talentos de cada niño, sino que hace que los niños se adapten a un modelo uniforme que simplifica la formación y la evaluación. Esto favorece algunas habilidades sobre otras, por ejemplo matemáticas y lenguas sobre danza y pintura y no parece adecuado para el siglo XXI. Ahora mismo nadie sabe lo que va a pasar en el futuro, ni siquiera inmediato y sin embargo estamos formando y educando a los niños y niñas para ese futuro.

Desde el momento que los niños entran en la escuela, sus habilidades deberían potenciarse. Los profesores deberían ser mentores y ayudarles a cada uno a descubrir cuál es su Elemento y a poder desarrollarlo. Así es la escuela soñada por Ken Robinson. Una organización “viva” y no “mecanica”. Una escuela que se adapte al niño y a las condiciones del entorno en vez de que funcione como una máquina, automáticamente. No se trata de estandarizar la educación, se trata de subir el estándar de la educación.

El modelo educativo debe enfatizar la diversidad y la creatividad y no la conformidad. Para ello propone lo siguiente:

  • eliminar las jerarquías y poner todas las disciplinas al mismo nivel. No es más listo un matemático que un músico y nuestra sociedad necesita a ambos.
  • Eliminar las asignaturas y trabajar con competencias interconectadas y en comunicación entre sí, ¿Acaso no tienen que ser creativos los científicos?
  • Planes de estudios personalizados para que cada alumno pueda desarrollar su máximo potencial y no se le corten las alas. Cada niño es diferente.

La mayoría de los niños se consideran a si mismos creativos y la mayoría de los adultos no. ¿Qué ha sucedido por el camino al crecer? Ken Robinson cree que todos nacemos creativos pero que con el tiempo vamos dejando de serlo por miedo al fracaso, a la opinión de otros y en definitiva, nos conformamos. Pero nunca es tarde para alcanzar nuestro Elemento. Alcanzar el Elemento no es una cuestión de suerte, sino de una actitud positiva y constructiva.

Sir Ken Robinson es un educador, escritor y conferenciante británico, experto en creatividad e innovación.
Ha escrito varios libros, entre ellos “El Elemento” y “Perdiendo la cabeza: aprendiendo a ser creativos”

Escuela y creatividad (2006) (con subtítulos en castellano)

El aprendizaje creativo (2010) (con subtítulos en castellano)

Entrevista de Eduard Punset a S. Ken Robinson  (traducida al castellano, programa Redes num 89, TVE)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.