¿Qué fue antes, el juguete o el juego?

La pregunta en si no tiene respuesta, pues juego y juguete van de la mano. En realidad es nuestra excusa para hablar de juguetes especiales, de los que estimulan la creatividad a través de mil juegos y que por tanto, nos enseñan y nos aportan mucho más que “solo” un rato de diversión. Y para ello nos acercamos a una juguetería muy especial de la ciudad.

Hoy conectamos a 3 grados o menos con Judith y su marido Lázaro, quienes montaron en 2003 la conocida tienda de juguetes Abracadabra . Sin duda un lugar mágico al que acercarse si se busca un regalo especial.

Por cierto, si queréis ver una muestra de juguetes para bebés de Abracadabra, podéis acercaros a la Baby Party este fin de semana del 14-15 diciembre, donde la juguetería comparte puesto en el market con Kids&Us Donostia-Errenteria.

Cuéntanos Judith, ¿qué os llevó a sumergiros en semejante aventura?

El objetivo era ofrecer una juguetería alternativa, poniendo en valor los juguetes tradicionales de madera y trapo para todas las edades.

Al principio sorprendía incluso, a pesar de ser juguetes de toda la vida. Cómo en todos los negocios, poco a poco se fue conociendo nuestra oferta. Y con el paso del tiempo, gracias a nuestros clientes, nos hemos ido consolidando como una juguetería emblemática de la ciudad.

Cuando empezasteis había mucho comercio y tienda infantil en la ciudad, pero seguramente pensasteis que había hueco para los juguetes más tradicionales, ¿es así?

Lo cierto es que nos enfocamos en lo que a nosotros nos gustaba y en nuestras expectativas, más que en la oferta de las otras jugueterías. No fue una apuesta de negocio, sino el entusiasmo de crear un tienda con todo aquello con lo que nos hubiera gustado jugar cuando éramos niños.

¿Qué tipo de juguetes podemos encontrar en Abracadabra?

Juguetes de madera y trapo tradicionales, cuidadosamente escogidos tanto por su valor lúdico, como su valor educativo, estético y su calidad. También hay juegos de mesa para jugar en familia que nos invitan a compartir momentos. Y no falta un tipo de juguetes nostálgicos que nos recuerdan a otras épocas y nos conectan con nuestros abuelos, como son cajas de música, zootropos, tiovivos …

¿Qué ventajas tienen estos juguetes frente a los más actuales y comerciales?

Estos juguetes son eternos, pasan por diferentes generaciones y siguen gustando igual, no se desactualizan pues no siguen ninguna moda.

Incentivan la creatividad por la sencillez de sus diseños y se adaptan a las diferentes etapas de los niños/as, pues ellos/as son los auténticos protagonistas del juego.

Los juguetes de madera además, nos conectan con la naturaleza, son sostenibles. estimulan nuestros sentidos: olor, tacto, belleza..

¿Qué juguetes son los imprescindibles estas Navidades?

Recomendamos juguetes creativos como el Arco iris Waldorf-Montessori, que se utiliza de 1-6 años aproximadamente para crear bonitas composiciones.

Nunca fallan los que sirven para juegos simbólicos y de imitación: marionetas, casas de muñecas, barcos pirata, teatros, disfraces etc.

Y tampoco deberían faltar los juegos de mesa cooperativos, tanto a partir de 3 años como juegos de mesa para jóvenes y adultos.

Y vosotros ¿qué pedís este año a los reyes?

Somos muy clásicos: Salud, amor y… ¡¡trabajo!!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.