Cerebro adolescente: los grandes cambios cognitivos y emocionales

A lo largo de la adolescencia ocurren una variedad de cambios físicos dentro del cerebro que son la razón por la que los adolescentes parecen estar constantemente angustiados. La generación de conexiones cerebrales combinadas con las fluctuantes hormonas y niveles de neurotransmisores deja a los adolescentes muy susceptibles a influencias ambientales, tanto positivas como negativas. Por lo tanto, el comportamiento arriesgado, el mal humor y la falta de control de los impulsos entre los compañeros son naturales mientras se ajustan a sus identidades en ciernes y su revolucionaria capacidad de pensamiento en su camino a la adultez.

Sigue leyendo

Etapas de la adolescencia: todo lo que necesitas saber y esperar

Crecer es algo natural que todos los seres humanos han de experimentar. Hablamos hoy de la adolescencia, un periodo con un gran desarrollo físico, cognitivo y también emocional. La transición de la infancia a la edad adulta no tiene por qué ser una etapa llena de crisis existenciales y cambios inesperados. Tanto si tienes un adolescente en casa como si lo eres tú mismo, recuerda que la mitad de la batalla es saber qué te vas a encontrar: cómo la adolescencia afecta al cerebro y la función cognitiva, los cambios físicos del cuerpo en la pubertad y la nueva dimensión social y emocional del adolescente son claves en esta etapa.

Sigue leyendo

Depresión adolescente: Guía completa para entenderla

La depresión está considerada como la tercera enfermedad mental más frecuente, por detrás de los trastornos de consumo de sustancias y los de ansiedad. Durante la adolescencia se producen numerosos cambios tanto físicos como psicológicos, que hacen que consideremos esta etapa de alta vulnerabilidad. En este artículo, hablamos sobre la depresión en adolescentes, criterios, síntomas, factores de riesgo, causas, evaluación, tratamiento y qué podemos hacer para ayudar. 

Sigue leyendo

El plan–X: dando a tus hijos adolescentes una salida

El plan-X puede ser la diferencia entre tú y tu hijo cenando juntos en casa o en un hospital, un centro de recuperación o incluso peor.

Amigos, como muchos de vosotros sabéis, suelo pasar una hora cada semana con un grupos de jóvenes que se recuperan de adicciones. Si. Gente joven. Hablo de adolescentes que han de estar aislados durante al menos 6 meses para aprender a superar sus adicciones. Siempre me siento abrumado y honrado de compartir este tiempo con estas jóvenes almas que han sido tan increíblemente asaltadas por un mundo que aún están por comprender. Esto también viene con el conocimiento agridulce que al menos estos chicos tienen la posibilidad de luchar, al tiempo que algunos de mis amigos han tenido ya que enterrar a sus propios hijos.

Recientemente hice a estos chicos una pregunta simple: ¿Cuántos de vosotros os habéis encontrado en situaciones donde empezaron a pasar cosas con las que no estabas a gusto, pero en las que os quedasteis, más que nada porque sentíais que no había salida posible?

Todos levantaron la mano.

Todos y cada uno de ellos.

Sigue leyendo