No corrijas, pregunta por qué

Cuando tu hijo haga algo incorrecto como por ejemplo usar una mala palabra o no portarse bien en la mesa, no le corrijas inmediatamente. En vez de eso háblalo con él o ella  y pregúntale: ¿por qué lo has hecho?  o ¿por qué piensas eso?

Anuncios